GASTRONOMÍA

UNA COCINA CONTUNDENTE, RICA Y VARIADA

Captura de pantalla 2015-03-02 a la(s) 23.26.13

Desde el huerto, la caza y la pesca llegan los ingrediente dominantes de la cocina de la Val d’Aran. La olla aranesa es el plato más representativo de su carta que ofrece también productos más  del valle como patés, quesos, crepes, setas, frutas silvestres, moras, fresas, arándanos y frambuesas, truchas, o caviar de esturión Nacarii.

Hemos de señalar en la cocina aranesa tres influencias importantes: de Francia, país vecino, han penetrado muchos platos que hoy forman parte de la gastronomía aranesa: los patés, civets y algunos postres como los crêpes, llamados también pasteres o pescajüs.

La segunda influencia ha sido, sin duda, la especial climatología del Valle: unas gentes rodeadas de nieve durante gran parte del año necesitan una alimentación consistente. De ahí, la cantidad de sopas, potajes y estofados.

Por último, la cocina aranesa utiliza los productos propios del Valle: las carnes de vacuno y lanar; las truchas preparadas con gran variedad de condimentación; las setas tales como carreretes, rovellons, ceps, etc. Con los frutos de temporada se prepararán licores caseros, como el cassi anisat y las ciruelas pasas en barretxa.

BÚSCANOS EN TWITTER