WELLNESS

BIENESTAR EN LA NIEVE

Val d’Aran ofrece una experiencia única al visitante deseoso de cuidar el cuerpo y la mente. Sumergirse en las aguas sulfurosas como ya hicieron los Romanos, reencontrarse con uno mismo en plena naturaleza, mimar la salud o simplemente relajarse y olvidarse del ajetreo cotidiano son alicientes que cautivan a cualquier viajero.

Historia y salud confluyen en los balnearios araneses, algunos de los cuales ya documentados en tiempos del Imperio Romano. Las aguas captadas a una profundidad superior a 300 m. manan generosamente a más de 30°C para ofrecer sus propiedades mineromedicinales, benefi ciosas para el tratamiento de las afecciones óseas y de la piel, para el sistema circulatorio y las vías respiratorias. Los equipamientos de primera calidad desarrollados alrededor de los manantiales han otorgado prestigio internacional a algunos de ellos, como las Termas de la Baronia en la población de Les o Els Banhs de Tredós en la ribèra d’Aiguamòg, dentro de la periferia del Parc Nacional d’Aigüestortes i Estany de Sant Maurici, que, situado a 1.740 m., es el balneario más alto de Europa.

BÚSCANOS EN TWITTER